El Secreto de Nuestro Exito

A lo largo de estos más de años de experiencia hemos podido comprobar que nuestros paciente están muy satisfechos con nuestro método por varios motivos. Para empezar se trata de dietas semanales, cada semana se varía la dieta, por lo que no llega a cansar. Al tratarse de dietas semanales se facilita que sea una dieta más personalizada ya que en la consulta el paciente puede expresar sus compromisos y así el dietista ajustar la dieta a sus gustos y necesidades. La proximidad entre una consulta y la siguiente obligan a la constacia y por lo tanto garantizan mejores resultados en la bajada de peso.

No son dietas hipocalóricas, por lo tanto no hay cantidades establecidas, ni hay que pesar los alimentos. Además no se utilizan productos para adelgazar, son dietas exclusivamente a base de alimentación, cobramos unicamente por las consultas con personal cualificado y no vendemos productos para adelgazar. Los menús son variados y sencillos, muy fáciles de llevar tanto si se come en casa como si se come fuera. Si eres una persona con muchos compromisos gastronómicos, bien por trabajo o bien por tener una vida social muy intensa, en Centro Nutricional Miranda podemos ayudarte y asesorarte en la elección más adecuada a tu tratamiento. Porque seguir una dieta no tiene que cambiar tu vida, sino acoplarse a ella.

El trato con la dietista es cercano y se tienen muy en cuenta los gustos y circunstancias personales de cada paciente. Además existe la posibilidad de resolver dudas que puedan surgir en cualquier momento mediante nuestro correo electrónico: cnutricionalmiranda@hotmail.com.

En Centro Nutricional Miranda hacemos especial hincapié en proporcionar una educación nutricional adecuada que ayude a llevar una alimentación sana y equilibrada y a mantenerse en el peso a largo plazo, mediante el cambio de los malos hábitos alimenticios.

Nuestro programa de prevención de la obesidad infantil ofrece la posibilidad de realizar un estudio de composición corporal de manera totalmente gratuita a niños de entre 5 y 15 años, sin ningún tipo de compromiso.